- Variedades -
Hámster enano de Zungaria
Phodopus sungorus

   Con su longitud de 7 a 10 cm, este animalito es verdaderamente una miniatura. Su patria se extiende por las estepas de Asia septentrional y oriental de la antigua URSS, Manchuria y Mongolia. Su aspecto es bastante rechoncho. Al igual que el hámster listado chino, es de color gris y tiene asimismo una lista central oscura que llega desde la frente hasta la blanca colita, que sólo mide 1 cm. de largo. Sin embargo, sus flancos son de color bien diferente. A lo largo de ellos discurren unas anchas bandas casi negras, formando grandes arcos curvados, que separan la parte superior gris de la inferior blanca. Las patas y los pies también son blancos e incluso las plantas de los mismos están cubiertas de densos pelos blancos. Las pequeñas orejas de pelo gris tienen los bordes blancos. Muy al norte de su zona de distribución, los hámsters de Zungaria tienen el pelaje completamente blanco desde comienzos a finales de invierno.

   Este pequeño hámster no se mueve con la agilidad del hámster listado chino o del hámster enano de Roborowski. Más bien parece torpe o un diminuto osito. Para su seguridad durante el día y para almacenar provisiones excava una madriguera. En verano, ésta es menos profunda y ramificada que en invierno. De todas maneras, posee una cámara-dormitorio bien acolchada, una o varias despensas, una galería de entrada y diversas galerías ciegas. Durante el invierno este hámster se deja ver menos en el exterior que, por ejemplo, el hámster listado chino, pero tampoco hiberna durante demasiado tiempo. Puesto que antes del invierno lleva bastantes provisiones a su madriguera, parece ser que se despierta cada día para comer. Por otra parte, incluso cuando hace frío o nieva, va a sus almacenes de provisiones, que a menudo se encuentran a 50 m y más de su nido.

   Al igual que todos los hámsters, el hámster de Zungaria también es solitario. Sin embargo, no es tan arisco con sus congéneres como lo somos el hámster dorado o el vulgar. Si se encuentran dos hámsters que no se conocen, también dan unas cuantas vueltas uno alrededor del otro para olisquearse los cuartos traseros, pero a diferencia de los demás hámsters, éstos no entablan combate, sino que siguen su camino. En el caso de nosotros, los hámsters dorados y de los vulgares, tal encuentro terminaría en una pelea.

   Gracias a su carácter relativamente pacífico es posible mantener juntos varios hámsters de Zungaria. si bien han de ser hermanos de camada. De lo contrario, se tendrían que alojar en una jaula neutral para ambos. En la mayoría de casos convivirán bien y también ocuparán la misma casita-dormitorio.

   Si se tiene una parejita en la misma jaula y al cabo de cierto tiempo la hembra echa al macho del nido común, probablemente estará preñada. Si soporta al macho en la jaula, en la cual éste ocupa entonces un nido-dormitorio propio, no hace falta sacarlo. El macho no resultaría peligroso ni para la hembra ni para la prole. Así se puede cuidar una familia de hámsters enanos de Zungaria, siempre que la jaula sea suficientemente grande. Aunque estos hámsters sean más pequeños que nosotros, los dorados, es preferible que dispongan del mismo espacio que éstos. Tan sólo dependerá del humano que les cuide, del espacio de que disponga así como de su bolsillo, el que adquiera una jaula metálica sencilla o una de varios pisos, o incluso un terrario con una capa de fondo lo más gruesa posible para que los animalitos puedan excavar.

   La cría es relativamente simple y transcurre de manera similar a la de los demás hámsters. Durante el celo el macho da vueltas alrededor de la hembra y la sigue continuamente. Los apareamientos se repiten con mucha frecuencia. Tras una gestación de 21 días suelen nacer 5 crías; siendo a veces sólo 2 o incluso 10. Las crías pesan 1 grms., pero crecen con rapidez, por lo que una semana más tarde ya pesan 5 grms., y a los 2 ó 3 meses son adultos, con 35 a 50 grms..

   El pelo les sale a las crías, que nacen ciegas y rosadas, a la semana escasa. Los ojos se abren a las 2 semanas y entonces los pequeños ya empiezan a corretear por los alrededores del nido, tomando alimentos sólidos. A las 3 semanas se independizan.

   Puesto que el hámster enano de Zungaria procede de regiones frías con inviernos largos, sólo suele tener de 3 a 4 camadas por año, y además en el período de abril a septiembre. Con las temperaturas constantes de nuestras casas con frecuencia crían 5 veces.

   El hámster de Zungaria se alimenta de gran cantidad de semillas de diferentes gramíneas, si bien las más importantes parecen ser la potentila y el salicor o barrilla. Sin embargo, come asimismo cereales, las partes verdes de los vegetales e insectos.

   La alimentación en cautividad debe ser similar. Además de comida para aves exóticas, canarios y pájaros de bosque, también se le debe dar comida para hámsters dorados. A fin de cubrir sus necesidades proteínicas, se le pueden proporcionar galletas para perros, gambas, "gusanos" de la harina y un poco de ternera picada cruda, así como corazón de ternera hervido. Para más consejos alimentarios, véase la sección de alimentación.