- Transporte -
Dejarnos al cuidado de alguien

   Si tienes parientes, conocidos o vecinos de los que te puedas fiar y que puedan ir a tu casa cada dos o tres días para cuidar de tu hámster, lo mejor para él sería dejarlo en casa durante tus vacaciones. Eso es mucho mejor que toda la excitación del viaje. Facilítale el trabajo a la persona que ha de cuidarle, dejando suficiente cantidad de relleno para la jaula y de comida para todo el tiempo que dure tu ausencia.

   Si no encuentras a nadie que vaya a tu vivienda para ocuparse de tu hámster, cabe que alguien se lo lleve a su propia casa. Puedes hablar asimismo con tus parientes, conocidos o vecinos, pero también con otros propietarios de un hámster. Entonces tal vez, podrías ocuparte tu del hámster de ellos cuando vayan de vacaciones. Tampoco en este caso debes olvidarte adquirir suficiente comida y relleno para la cama y entregárselo, así como también un comedero y bebedero suplementario por si los primeros se rompen.

   Si en tu círculo familiar o de amistades no encuentras a nadie que quiera ocuparse de tu mascota o de quien tu te puedas fiar que va a tratarle bien, siempre te queda la posibilidad de llevarle a una tienda de animales de confianza o a una residencia que se ocupen de tu animalito durante tus vacaciones, con el pago de una cuota. No obstante, justo en la época de vacaciones las plazas en estas residencias son escasas, de manera que cuanto antes inscribas a tu mascota en ese lugar, mejor. Asegúrate antes de hacerlo que va a estar bien acomodado y atendido. Seguramente podrás confiar en el dueño de tu tienda de animales, de la que tal vez seas cliente asiduo o incluso donde hayas comprado tu hamstercillo. Además en este caso, tu mascota conocerá la comida y el material para la cama porque es el que siempre compras. En el caso de las residencias de animales es preferible que compares y mires si están limpias y las llevan de forma fiable. Desgraciadamente existen ejemplos negativos donde no nos tratan ni mínimamente bien a los animales.

   Como última observación, si sólo te vas a ausentar dos o tres días, puedes dejar a tu mascota con la jaula limpia y suficiente agua y comida. No nos pasará nada en ese período, si tenemos agua y alimentos, eso sí, tu mascota te echará de menos y esperará impaciente tu regreso.