- Reproducción -
Desarrollo de los cachorritos

   Los hamstercillos dorados pesamos al nacer unos 2 grms.; estamos desnudos y tenemos un color rosado carne. Desde el primer día somos capaces de volver al nido cuando hemos caído de él o si nuestra madre nos llevó fuera colgados de las mamas aunque, tan jovencitos, sólo podemos recorrer unos pocos centímetros. Si nos encuentran más alejados del nido, emitimos unos sonidos agudos y finos. Entonces nuestra mami nos devuelve a él. Para hacerlo la mamá, bien suele agarrar a la cría por el cogote (la nuca), mientras ésta cae en una gran rigidez, o bien se la mete en sus abazones si la cría está en peligro o si el trecho es demasiado largo.

   A los 5 días empieza a salirles el pelo y, al mismo tiempo, comienzan a mordisquear las hierbas o verduras, la fruta y las semillas. Los incisivos ya les han salido antes del parto, de modo que son funcionales al cabo de tan pocos días. La madre les trae la comida al nido.

   A la semana de edad los jovenzuelos pesan entre 8 y 10 grms. Entonces ya tienen pelo por todo el cuerpo, aunque es muy cortito. Los ojos los tienen todavía cerrados, pero aún tan pequeñitos son capaces de orientarse muy bien. Si se les pone a una distancia de 15 cm del nido, enseguida vuelven a desaparecer en su interior.

   A los 11-13 días abren los ojos; uff!! ¡ahora ya no hay quien los frene!. Exploran los alrededores del nido y siguen a la madre cuando tienen sed. Sus silbidos se escuchan menos, a lo sumo cuando juegan con sus hermanos. A esta edad también han completado el pelaje. El peso de cuando llegamos a las 2 semanas de edad es de 18 a 22 grms.

   La madre los amamanta durante 18-21 días, pero a veces tan sólo durante 15-16 días. Eso no debe ser motivo de preocupación, pues los pequeños ya comen muchas otras cosas. Si la madre les ha destetado tempranamente, debes darle a los jovencitos alimentos ricos en proteínas, como gambas secas o queso suave.

   A los 25 días se deben alejar los jóvenes de la madre y separarlos por sexos, puesto que con 4 a 5 semanas ya son sexualmente maduros. Aunque aún son pequeños y sólo pesan 35-40 grms., ya a esta edad ya podemos engendrar. Si tus mascotas son hámsters "siameses", podrás dejar a las jóvenes hembras con su madre, pues en estas variedades de color no hay que temer que se muerdan seriamente.

   A los 3 meses los jóvenes hámsters dorados pesamos ya unos 100 grms.; con 4 meses, 125-130 grms. y con medio año ya somos adultos y pesamos 140-160 grms. A los 3 meses las hembras pueden alcanzar los 180 grms., mientras que los machos sólo llegan a los 170 grms.. Estos pesos rigen para hamstercillos que no sean demasiado gordos.