- Anatomía -
Abazones


   En ambos lados de nuestra cabeza, desde las mejillas hasta los hombros, tenemos unas grandes bolsas, que reciben el nombre de abazones, formadas por piel dura y seca, en donde almacenamos grandes cantidades de comida que, si no consumimos en el momento, transportamos a la madriguera. En el orificio de entrada tenemos unos pelitos que impiden que se nos salga la comida por accidente. Cuando queremos vaciar las bolsas, las oprimimos con las patas anteriores desde detrás hacia delante y el alimento sale sin problemas.

   Es impresionante y a la vez divertido, ver la cantidad de comida que logramos almacenar en nuestros abazones.

   Gracias a ellos, podemos transportar mucha comida a la madriguera manteniendo la total libertad de movimientos. En estas bolsas no tenemos glándulas, es decir que la digestión del alimento no empieza en su interior, sino cuando es masticado con nuestros dientes.