- Alojamiento -
Introducción

   Una vez que tienes a tu hamstercillo, lo que debes que hacer es buscarle una casita, un lugar independiente donde pueda vivir y se encuentre a gusto y protegido. Habrá que disponer una casa adecuada a sus finalidades morfológicas y un hábitat que cumpla las necesidades que tenemos nosotros, los hámsters.

   El hámster deberá estar a gusto y en ningún momento sentirse incomodo y extraño dentro de sus nuevas paredes. La casa deberá ajustarse lo más posible a su hábitat natural, para que no dejemos de realizar y desarrollar los hábitos y las actitudes que mantendríamos en estado salvaje.

   Numerosas son las jaulas o casas que venden en las tiendas especializadas -hay en el mercado de todos los tipos-, pero no todas son las más adecuadas ni todas se ajustan a lo que necesitamos. Lo más recomendable es que tu construyas una casa a la nuestra medida, con los accesorios necesarios para encontrarse a gusto en ella. Lo más guay sería que me dejases construir una madriguera en el jardín con numerosas galerías, como hacemos en estado salvaje. Sin embargo, ello no siempre resulta posible, pues muchos no tenéis jardín porque la vida moderna nos lleva a vivir en pisos o apartamentos en una gran ciudad. Por eso, lo mejor será que construyas ese hábitat para tu amiguito.