- Alimentación -

La dieta adecuada para el hámster

   En este apartado os hablaré de lo que más nos gusta y de lo que es bueno y malo para nosotros.

   Tenéis que saber que la mayoria de las razas de hámster vivimos en desiertos y estepas -espacios vitales que sólo proporcionan comida abundante durante un período muy corto y ofrecen durante el resto del año muy pocos alimentos-. Con nuestros grandes abazones, en los que podemos transportar gran cantidad de comida, nos adaptamos a está situación. Es como si fuésemos a hacer la compra al super y lo trajésemos en bolsas. En almacenes subterráneos almacenamos para el resto del año los alimentos que podemos encontrar durante un breve período.

   Al seleccionar la dieta para tu hámster hay que recordar cómo vivimos en la naturaleza. Una dieta rica en fibra y más bien pobre en grasas es muy ventajosa, especialmente para los hámsters enanos de Roborowski los grises que viven en el desierto.

   Para prevenir deficiencias hay que procurar que tengamos una dieta variada. Los cereales y semillas sirven para cubrir las necesidades de hidratos de carbono y de fibra. La fruta y la verdura ayudan a satisfacer sus necesidades de liquido y vitaminas. Las proteínas animales son un constituyente vital.

   Es perjudicial darnos restos de comida para personas porque los nosotros los hámsters no toleramos la sal, las especias, ni la grasa. Lo dulce nos gusta mucho pero -¡igual que para las personas!- no es saludable. Los animales -en contra de lo que se suele creer- no siempre sabemos lo que es bueno para nosotros y podemos llegar a ingerir alimentos indigestos (ay! Somos como niños!!).